¿HA TRATADO ESPAÑA MAL A CATALUÑA?


Es un argumento muy común entre el nacionalismos catalán, independentista o no, el hecho de pensar que España los ha maltratado y se ha aprovechado de Cataluña. La carta escrita por la antigua profesora de lengua catalana en la escuela, Àngela Ferrater i Mató, que envió a su ex-alumna, la diputada del PP Alicia Sánchez-Camacho, expresa bien este argumento:

(…)"el Gobierno central ha hecho y hace mal a Cataluña: carreteras olvidadas, mientras se construyen en muchos lugares menos necesitados, trenes tronados, persecución de nuestra lengua...(…) un pueblo (…) que no se merece el trato que desde Madrid se le está dando.(…)"

Cuando un castellano lee la historia de este país se encuentra con una desagradable sorpresa. Los monarcas españoles no trataron mal a los catalanes pero si discriminaron negativamente a castellanos y andaluces. Les explico:

En el 1518, un extranjero que no hablaba el castellano, se corona como rey de España, Carlos I, partiendo de nuevo para ser coronado como Carlos V del imperio sacro-germánico, no sin antes haber elevado significativamente los impuestos a los castellanos para sufragar sus gastos del viaje y el nuevo imperio. Se rebelaron el campesinado y burguesía, los únicos a los que afectaba la carga tributaria, y fueron brutalmente aplastados por los nobles, los Tercios que trajeron de Italia y la inestimable ayuda de vascos y navarros. Solo el virrey de Navarra, Antonio Marique, envió entre 400 y 500 soldados al mando de su hijo, que se unirían junto a otros muchos nobles navarros a la alta nobleza castellana para combatir las revueltas comuneras. Se cortó las cabezas de todos sus líderes, y hoy en día, el 23 de abril de cada año se celebra el día de la derrota de los comuneros en Castilla y León, día de su Comunidad.

Estos hechos llevaron, en palabras de Gonzalo Martínez Díez, catedrático de Historia del Derecho Español, 1976, a "más de dos siglos (época austracista) donde el peso fiscal de la Monarquía se vuelca casi exclusivamente sobre Castilla, sistemáticamente exprimida... por los desproporcionados impuestos de los que se verán libres los otros reinos…”. Y lo cierto es que hasta mediados del s. XIX, Castilla sufriría aún una carga fiscal irritantemente superior a la de los otros reinos.

El desequilibrio fiscal por habitante en contra de la Corona de Castilla con respecto a la de Aragón varió entre cifras de un 400% superior en 1553, a un 838% en 1623 y hacia 1833, si cada castellano pagaba 29,5 reales, los de la corona de Aragón pagaban 11,5. Decía Quevedo en verso que “En Navarra y Aragón no hay quien tribute un real; Cataluña y Portugal son de la misma opinión; Sólo Castilla y León, y el noble pueblo andaluz, llevan a cuesta la cruz”.

Cien años más tarde después de las revueltas comuneras, estando España inmersa en la guerra de los Treinta años, habiendo casi vaciado la vetas de las minas de oro y plata en América, y viendo que los Castellanos y Andaluces ya no podían sufragar los gastos de la guerra, se le ocurrió al Conde Duque de Olivares aplicar a la Corona de Aragón algunos de los impuestos que ya pagaban los castellanos. Y puesto que los castellanos contribuían también con sus hombres a los ejércitos reales, obligó al reclutamiento de cinco mil soldados catalanes para hacer la guerra dentro de Francia. No fue esta buena idea. Un campesinado que nunca fue dócil, sufriendo como el resto de los reinos los efectos de las malas cosechas, hambre y epidemias, hartos de los abusos de los Tercios, entre los que, además de aragoneses y castellanos, había otros extranjeros de diferentes religiones, y hartos de la opulencia de una burguesía y nobleza catalana enriquecida por el comercio mediterráneo que nunca mostró interés por sus problemas, no aceptarían tales imposiciones. En 1640, se produce el conocido levantamiento de los segadores al grito de “Visca el rei d´Espanya i muiren els traidors!”, asesinando y saqueando a soldados reales y nobles y burgueses catalanes. La idea del entonces presidente de la Generalitat, Pau Claris, para evitar las imposiciones de Olivares, fue hacer de Cataluña una república independiente bajo la protección de Francia. Peor idea aún. Cataluña fue el campo de batalla entre Francia y España, después los españoles se retiraron por diez años. Irónicamente, los catalanes padecieron lo que habían intentado evitar: sufragar el pago de un ejército y ceder su administración a un poder extranjero. Su soberano ahora sería el rey Luis XIII de Francia. Los catalanes descubrieron que las tropas francesas eran bastante peores que los Tercios españoles, y fueron sometidos a toda clase de vejaciones por ellas.

Aquello terminó en una guerra civil entre catalanes realistas y secesionistas, y para cuando los catalanes conspiraron contra Francia para inclinar la balanza de nuevo hacia el rey español, la delicada situación de España en la guerra de los treinta años acabaría con la pérdida de Portugal y de todos los territorios que a está se la permitió conquistar en America durante los 60 años de pertenencia al imperio, la pérdida de la hegemonía de España en Europa y la perdida de los territorios catalanes del Rosellón, el Conflent, el Vallespir y parte de la Cerdaña que pasaron a Francia.

Felipe IV, nunca tomo represalias contra los catalanes por estos sucesos, siguió manteniendo sus fueros y privilegios fiscales y fueron perdonados. Los jurados catalanes pedirían al rey Felipe IV ser aceptados "por los humilísimos y fidelísimos vasallos de Su Real Magestad (…) asegurándose V. Magestad que sacrificamos y sacrificaremos siempre nuestras personas, vidas y haciendas al Real servicio de V. Magestat".

Los reyes españoles aprenderían bien la lección y por 200 años seguirían manteniendo importantes beneficios fiscales sobre la Corona de Aragón. Emiliano Fernandez de Pinedo, de la universidad del País Vasco, explica textualmente que: "desde una perspectiva exclusivamente fiscal, la aportación de las élites catalanas a la Corona (española) en el siglo XVII fue escasa en momentos normales y solo se incrementó coyunturalmente por motivos bélicos, sin que se llegase nunca al nivel contributivo de la población castellana.

Parece que esto ayudó a que los catalanes se convirtiesen en grandes patriotas y adeptos a la casa real de los Austrias. Posiblemente esto fue uno de los motivos para que en la guerra de Sucesión, una guerra entre las naciones europeas que evitaban acumular todo el poder de las coronas francesa y española bajo un mismo monarca, los catalanes, como en 1652 habían jurado a su rey, el Habsburgo Felipe IV, derramaban su sangre ahora por el pretendiente de la casa austriaca, Carlos de Habsburgo. Otro motivo más realista, fue el interés que sintió la Diputación de Barcelona, en este caso de la mano de Antoni Peguera y Doménec Parera, sobre los privilegios que les ofrecía el Archiduque Carlos sobre el puerto de Barcelona para comerciar con América. Aún cuando Felipe V, además de respetar sus fueros y leyes, les otorgó también los privilegios más generosos en 100 años, estos decidieron romper unilateralmente y en secreto el trato con el rey Borbón, introduciendo a Cataluña en la guerra de Sucesión en el bando de Inglaterra y los países germanos. El pregón de Rafael Casanova es muy llamativo e incoherente con cualquier interpretación secesionista de este episodio histórico:
 
“protestando por todos los males, ruinas y desolaciones que sobrevengan a nuestra común y afligida patria y por el exterminio de todos los honores y privilegios [recibidos] quedando esclavos con los demás engañados españoles, y todos en esclavitud del dominio francés.
Pero hay que confiar en que todos, como verdaderos hijos de la patria amantes de la libertad, acudirán a los lugares señalados a fin de derramar gloriosamente su sangre por su rey, su honor, por la patria y por la libertad de toda España”.

Afortunadamente Casanova se equivocó y Felipe V, a pesar de abolir los fueros de la Corona de Aragón, e instaurar el castellano en todas las instituciones del estado, mantuvo las instituciones y leyes civiles que se desarrollaban en catalán, y los catalanes no fueron objeto de venganzas y represalias. Rafael Casanova, logró huir disfrazado de fraile hasta que pasado el tiempo y el peligro, solicitó y obtuvo el perdón del rey, muriendo viejo y habiendo ejercido toda su vida de abogado.

Sabiendo ahora de estos acontecimientos, me resulta curioso no haber oído nunca a nadie decir que perdimos Portugal por culpa de los catalanes pero sí lo contrario con respecto al Rosellón. Del mismo modo me pregunto si el público de la ofrenda de flores a Casanova, o del Camp Nou en el minuto 17:14, alguna vez habrán leído sobre estos hechos cuando gritan: “independencia”.



Los comuneros son derrotados en Villalar



Los comuneros: de la comunidad al mito

 By E. Berzal de la Rosa

28 comentarios:

  1. Tendrias que explicar que Carlos I para ser el monarca de Aragón y Conde de Barcelona, antes tuvo que aceptar la concepción borgoñona patrimonial donde se entendia que estos estados se autogobernaban por sus propias leyes e intereses siendo el soberano lo único que les unia ( esto para los que digan que el concepto España ya existia con los RRCC ). Este dato explicaria el porque el Reyno de Castilla tenia que soportar el peso fiscal en su exclusividad. Logicamente las empresas iban a cargo y disfrute de ellos.

    Y si, al cabo de cien años el Conde Duque de Olivares... sin un euro en caja y viendo lo pacíficos y pasotas que éramos los catalanes con los asuntos castellanos, nos monta una guerra en casa. Alguien se puede imaginar a los catalanes metidos en una guerra por culpa de los Castellanos y encima gritar Viva España ? ( que España ? ). Al final, después de muchas muertes de Catalanes, de cargarse nuestros comercios, casas y sembrados, se firma el Tratado de los Pirineos donde los Castellanos pudieron conservar Flandes ( mas tarde lo perdieron también, como siempre ) y a nosotros nos virlaron nuestras tierras catalanas como el Roselló, Conflent, Vallespir y la Cerdaña Norte. Muchas gracias Conde Duque de Olivares. Luego alguien se preguntará nuestra supuesta desconfianza con ellos. Nos meten en una guerra y encima nos birlan nuestro pais. ( y por añadidura dicen que Felipe IV no tomó represalias.... )

    De Felipe V casi ni te cuento nada porque tu escrito se descubre solo, pero te hago dos reflexiones: 1º Carlos de Austria juraba respetar nuestras leyes e intereses. Solo pedíamos esto. Único motivo de nuestra simpatia por el austriacista. Felipe V, como buén Borbón frances, no. 2º Felipe V al ganar la guerra no respetó NADA catalán. Ni nuestras instituciones, ni nuestra Constitución, ni nuestra lengua, NADA. Aquello fué una conquista pura y dura. Es más, al acabar la guerra el Rey Felipe tenia que pagar los gastos a su tio Luis XIV, y a que no sabes de donde sacó el dinero ?

    Viendo vuestro "cultivo cultural" no me extraña que no entendais nada y que creais que somos raros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo pasó en Mallorca, Aragón y Valencia, y no estamos lloriqueando

      Eliminar
    2. La pérdida del Rosellón se produjo en el contexto de la presidencia de la Generalitat del "héroe" catalán Pau Claris, que decidió romper los lazos con la monarquía hispánica y ceder el territorio catalán a los franceses. Es a él a quien tenéis que pedir responsabilidades.
      Cuando visteis que los franceses centralistas no respetaban las instituciones catalanas, es entonces cuando decidís pedir ayuda a una Castilla muy debilitada. Se expulsó al francés de territorio peninsular, pero no se tuvo más remedio que firmar una paz desventajosa, la Paz de los Pirineos, por la cual se perdieron los territorios catalanes ya citados. Tal vez si no hubiese habido revolución, se hubiesen pagado los impuestos demandados, el territorio catalán actual incluiría las provincias que pertenecen a Francia, y que no gozan de la más mínima autonomía ni respeto por su idioma.
      La historia de los territorios catalanes es muy rica, primero como condados dependientes del condado de Barcelona, luego en el marco de su unión a la Corona de Aragón, y por último como dentro de la llamada Monarquía Hispánica que surgió con el matrimonio de los Reyes Católicos.

      Eliminar
    3. Lonebiker: lo que dices es lo que se enseñaa antes de las Autonomías...en tiempos de PAco, por lo que naturalmente, está censirado (je je je)

      Eliminar
    4. Muchas gracias por sus aportaciones a todos, especialmente a usted Lonebiker, que aporta algo de conocimiento al tema. Saludos.

      Eliminar
    5. No sois raros, sois unos manipuladores de la historia y unos xenófobos fascistas.

      Eliminar
    6. Oye que los que os "virlaron" vuestras tierras, eran vuestros amigos los franceses, a los que si pagasteis y dejasteis que os gobernaran capitaneados por Luis XIII de Francia o Luis I de Barcelona solo por joder a castilla.


      vive la République catalane! liberte, fraternite, egalite.

      Eliminar
    7. Amigo Joaquim: Me dás pena con tu diarrea mental. Te lo voy a explicar; Felipe V nunca y digo nunca prohibió el catalán,
      lo única que hizo fué pasar al español todo lo que eran
      papeles oficiales administrativos, y así dejamos el latín.
      Te lo estoy escribirndo y leyendo una copia de la NUEVA PLANTA DE LA REAL AUDIENCIA DEL PRINCIPADO DE CATALUÑA ESTABLECIDA POR SU MAJESTAD CON DECRETO EL 16 DE ENERO 1716.Quizás deberias informarte más y no escuchar tanto
      la sarna pancatalanista que intoxican a uno. 2) El Rossellon, Confent (este sur de Francia actual) que dices que perdió Cataluña te diré: nunca y digo nunca ha sido ni
      será de Cataluña. Esto era entre otras cosas de nuestros REINOS DE MALLORCA heredado por JAIMEII (nacido en Montpellier así como todos nuestros otros reyes y compartiendo Monpellier con Mallorca (la Almudayna)
      Cuando fueron absorvidos por el Reino de Aragón, LOS REINO DE MALLORCA conservaron sus tierras, sus leyes y sobre todo su ciudadanía libre.Con el tratado de Los Pirineos se perdieron estas tierras como pago a FRANCIA. Muy bonito,
      pagando nosotros las deudas de 2 guerras superpuestas catalanas. Yo particularmente estoy hasta los cojo....
      de vuestro victimismo, mentiras, imposición e intoxicación
      de todo lo que tocais. No teneis palabras de agradecimiento por nada y por nadie. Creo que va siendo hora que la gente empiece y quitaros la careta y haceros frente. Informate más y quizás te baje el grado de intoxicación

      Eliminar
  2. La tal “concepción borgoña patrimonial” es algo que más bien existe en su mente, aunque ciertamente Carlos V “conservará siempre gran apego a las costumbres de la corte de Borgoña, tan dada a la magnificencia, al ideal de la caballería y a la etiqueta. Procuró introducir en España algunos de los usos de Borgoña, dos de ellos han dejado huella: la Orden del Toisón de Oro y el ceremonial de corte”. http://www.caballerosandantes.net/index.php?cid=40&page=4

    De sus antepasados germanos, Carlos V heredó su concepto patrimonial, la tendencia a considerar los territorios en los que reinaba como si fuesen sus bienes patrimoniales que tenía que conservar escrupulosamente y transmitir íntegros a sus sucesores. Tanto Carlos V como Felipe II trataron siempre de justificar algunas de sus acciones internacionales por la obligación que tenían de defender los territorios que habían recibido de sus antecesores y los derechos dinásticos que podían ostentar; ellos no buscaban acrecentar sus dominios; se limitaban a defender lo suyo. Por este motivo Carlos V luchó por Borgoña hasta recuperarla en la célebre batalla de Mülberg, y el escudo que ostentaba no llevaba más que las armas de Borgoña y España.

    Esta tendencia contradecía el concepto romano de estado cuyo concepto de imperio era algo meramente nominal y moral. Cuando Carlos V trató de dar un valor efectivo a la idea imperial, no supo percibir la fuerza de los modernos nacionalismos que se resistían a acatar cualquier autoridad supranacional, incluso en sus reinos y señoríos de la península ibérica. Concretamente los castellanos no compartieron la idea imperial de Carlos V y éste fue uno de los motivos de la revolución comunera de 1520: Castilla no está sometida al Imperio ni tiene por qué sufragar los gastos del Imperio. Después de la derrota, Castilla no tuvo más remedio que inclinarse y contribuir con sus soldados y con su dinero a la política imperial, pero muy a pesar suyo y sólo una minoría de altos funcionarios y de intelectuales, los erasmistas, compartían el ideario y los objetivos del Emperador. http://www.caballerosandantes.net/index.php?cid=40&page=4

    Durante el siglo XVI los Estados modernos se consolidaron y el poder de los gobiernos centrales aumentó considerablemente. España se convirtió en la primera potencia del continente.


    SIGUE....

    ResponderEliminar
  3. Los catalanes trataron de conseguir que Carlos V aprobase el Tribunal de Contrafacciones, la institución de Cataluña que garantizaba la aplicación de las Constituciones catalanas y que sometía la voluntad del rey a dichas constituciones. En las Cortes catalanas de 1533 los brazos catalanes propusieron a Carlos V su aprobación, pero no fue hasta dos siglos después, en las Cortes catalanas de 1701-1702, cuando el rey Felipe V de España aprobó la creación del tribunal. La ocasión para conseguirlo apareció con la entronización de la nueva dinastía, la Casa de Borbón, a la cual pusieron a prueba; la nueva dinastía necesitaba consolidarse, y se encontraba en su máxima debilidad; aun así, solo se consiguió después de pugnar duramente contra Felipe V. El Tribunal de Contrafacciones entró en funcionamiento en 1703, a raíz del decreto de expulsión que Felipe V ordenó contra el comerciante holandés Arnald Jäger, una expulsión que vulneraba las constituciones catalanas, lo que supuso que automáticamente la conferencia de los Tres Comunes de Cataluña solicitara que se cursara causa de contrafacción. El mismo Felipe V reconocería que tras la Cortes de 1701-1702, los catalanes «habían quedado mas Repúblicos que el parlamento alusivo a ingleses».
    http://es.wikipedia.org/wiki/Tres_Comunes_de_Catalu%C3%B1a#Abolici.C3.B3n_de_los_Tres_Comunes_de_Catalu.C3.B1a

    La Diputación del General de Cataluña (La Generalitat) era la institución que representaba a Cataluña con carácter permanente y ordinario. Acabó subordinada al poder real tras la Guerra de Cataluña, provocada por el proyecto uniformista del conde duque de Olivares a mediados del siglo XVII, y se derogaron sus competencias políticas. Pero la conflictividad política que continuó generando Cataluña dentro de España se canalizó, a partir de entonces, a través del creciente poder de los otros dos comunes de Cataluña: el «Consejo de Ciento de Barcelona» y el «Brazo militar de Cataluña».
    http://es.wikipedia.org/wiki/Tres_Comunes_de_Catalu%C3%B1a#Abolici.C3.B3n_de_los_Tres_Comunes_de_Catalu.C3.B1a

    Felipe V, a pesar de abolir los fueros de la Corona de Aragón, e instaurar el castellano en todas las instituciones del estado, mantuvo las instituciones y leyes civiles que se desarrollarían en catalán, y los catalanes no fueron objeto de venganzas y repres

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno... además de lo expuesto, pocos saben que precisamente por la sobrecarga a los Castellanos, el Parlamento de Castilla se opuso a la elección de Carlos I de España como emperador del SIR, convencido que amen d ela empresa Americana, Castilla se desangrariá humana y económicamente en las guerras de Europa. Carlos estuvo 3 meses defendiendo jurídicamente sus derechos sucesirios en Castilla, Aragón y Navarra, pero un año entero en Barcelona

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Miguel por su aportación. Saludos

      Eliminar
  5. Lo que hay que hacer es reivindicar más Castilla y apoyarla con todas nuestras fuerzas, con más fuerzas que las que los nacionalistas catalanes usan para Cataluña. Lo que no hay que olvidar es que no se debe pasar la línea del ridículo y de la mentira, cosa que sí hace el nacionalismo catalán.

    ResponderEliminar
  6. El expolio que sufrieron los castellanos durante los dos siglos de gobierno de la dinastía austriaca, no tiene nombre. Para mantener sus posesiones patrimoniales, no tuvieron ningún escrúpulo en esquilmar de hombres y dineros, mediante levas e impuestos, a las tierras castellanas en un grado pocas veces visto a lo largo de la historia. Los versos de Quevedo no podían reflejar mejor tan "asimétrica" realidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, la historia demuestra que sus valoraciones son reales.

      Eliminar
  7. la delicada situación de España en la guerra de los treinta años acabaría con la pérdida de Portugal y de todos los territorios que a está se la permitió conquistar en America durante los 60 años de pertenencia al imperio, la pérdida de la hegemonía de España ... como se les llena la boca al hablar de Portugal... compartimos un régimen polisinodual, nunca dejamos de ser un Ente diferente durante los 60 años que duró la dinastía Habsburgo

    ResponderEliminar
  8. Dedico mi comentario a todos los catalanes que lo son gracias a que sus familias españolas se movian , viajaban y elegian vivir donde querian, la mayoria de los catalanes actuales , un 80 por ciento ,tienen raices de diferentes tierras españolas, en Madrid, Sevilla, Barcelona, Bilbao, Coruña....los apellidos mas comunes son los mismos, Viva una España multilingüistica y multicultural, viva el catalan, abajo el nacionalismo decimononico basado en la lengua, paises catalanes, jajaja, y los francofonos? y los anglofonos? paises castellanos entonces tambien incluiria Cataluña?

    ResponderEliminar
  9. Yo como catalán y español pienso que Catalunya si consiguiera que Francia y España reincorporaran el Rosellón y la Cerdaña a Cataluña seria la llave de la monarquia española y la francesa. Estado compartido.

    ResponderEliminar
  10. No hay ningún país en el mundo con “derecho a decidir”. Ni siquiera en los países federales o en aquellos considerados los más demócratas del mundo. O precisamente por eso.
    -CONSTITUCIÓN DE FINLANDIA. Art. 4. El territorio nacional. "El territorio de Finlandia es indivisible.”
    -CONSTITUCIÓN DE ITALIA:"Art 5. “La República, una e indivisible, reconoce y promoverá las autonomías …”
    - CONSTITUCIÓN DE NORUEGA: Artículo 1: ‘’El Reino de Noruega es un Estado libre, independiente, indivisible e inalienable”.
    -CONSTITUCIÓN DE FRANCIA.
    Artículo 1: “Francia es una República indivisible, laica, democrática y social." .
    Artículo 89, "Ningún procedimiento de revisión puede ser iniciado o llevado adelante cuando se refiera a la integridad del territorio."
    -CONSTITUCIÓN DE SUIZA:
    Art. 53: “Toda modificación del número de cantones se someterá a la aprobación del electorado y de los cantones afectados, así como al voto del pueblo y de los cantones”
    *(Cuando en los años 70, se quiso separar una comarca (Jura) de un cantón (Berna), se hizo uno a nivel de todo el pueblo suizo)
    Y así TODOS, salvo Canadá, único que no tiene ningún artículo que haga referencia de indivisibilidad y Reino Unido, que fue la reciente unión de estados soberanos y no tiene constitución.Los países que se independizaron en el pasado fueron con guerras por medio ...o con el apoyo de la ONU por ser colonias y/o territorios oprimidos ...o por una mezcla de conflictos bélicos y un derecho a decidir que acabó con la desaparición de esos países (Yugoslavia, URSS…)

    Quien quiera muchos más ejemplos de países que busque aquí:
    No hay ningún país en el mundo con “derecho a decidir”. Jara García Facebook

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por su aportación, impecable para contradecir la última ocurrencia del independentismo, tratar a España de antidemocrática por no contemplar el derecho de secesión en sus regiones.

      Quedaría hacer el apunte que solo Bolivia y Ecuador reconocen distintas naciones en su constitución, se declaran plurinacionales. Otros países como Canadá, Suiza, Bélgica y España reconocen este hecho con otra terminología. La constitución española habla de nacionalidades distintas. http://red.pucp.edu.pe/wp-content/uploads/biblioteca/081007.pdf

      Pero por supuesto ninguna reconoce el derecho de autodeterminación de sus regiones, por un motivo muy lógico: ¿Que hacemos con una región que pueda independizarse cuando quiera? ¿Invertimos en ella para que enriquezca y no la convenga hacerlo nunca o lo dejamos de hacer para que no la convenga y se haga dependiente del Estado?

      Eliminar
  11. Gracias por vuestros comentarios , han sido muy ilustrativos y me han ayudado para tener otro punto de vista.

    Olvidandonos de la historia , que a veces nos conviene recordar y otras nos conviene obviar. ¿ Que pensais de que en democracia todo el mundo tenga derecho a modificar lso articulos de la Constitución para decidir a que país se debe pertenecer o si simplemtente se debe formar un nuevo país? ¿ No creeis que vuestros argumentos sól pretenden demostrar que España como tal es un país que no puede ser indivisible partiendo o no de la opinión de sus pobladores?

    La cultura , la historia y las leyes , las hacen los hombres y las mujeres y la cambian los hombres y las mujeres .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le agradezco mucho su comentario Gerard.

      Tratando de responder a su pregunta, y ofreciéndole mi opinión particular sobre el tema, le comentaré que pienso que no se pueden "poner puertas al campo", es decir, que si una mayoría obvia de catalanes se quieren independizar, creo sencillamente que es imposible impedirlo, y lo mejor para todos sería que lo hagan de la forma más armónica, pacifica y organizada posible.

      Pero, igualmente en respuesta a su pregunta, la duda es como un territorio que siempre ha pertenecido a España en todas las formas que ha tenido en su historia, ahora se quiere independizar. Y la respuesta que encontramos es que una mayoría de catalanes presenta un desconocimiento profundo de su historia, habiendo sido adoctrinados en una historia falsa que les indica que son nuevos aquí, que fueron maltratados y conquistados, que hoy día son robados, y que serán mucho más felices y ricos en una nueva Cataluña sobre la que siquiera existe un consenso sobre su forma política, su filosofía económica, y sobre su sentimiento de pertenencia al estado que deja.

      Es aquí donde encontramos el problema. La población catalana no quiere la secesión, sino vivir un cuento.

      Eliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  13. Soy Venezolano, estaba informándome un poco. Muy buen post. Si los catalanes se quieren separar pues no pueden (o como dicen ustedes:no los podéis) obligarlos a quedarse. En USA si alguno de sus estados quisiera largarse, lo hace. Es una democracia. Y eso que no estaría toda una historia y una lengua de por medio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estados Unidos es un estado federal. España no. La Constitución española es bien clarita con respecto a la unidad nacional.

      Me gustaría saber qué opinaría usted si cualquier estado de Venezuela quisiera independizarse. Maduro metería al ejército y haría una represión.

      De hecho, su Constitución reza así "Son derechos irrenunciables de la Nación la independencia, la libertad, la soberanía, la inmunidad, la integridad territorial y la autodeterminación nacional."

      Integridad territorial, ¿le suena de algo?

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. En EEUU no permiten la escisión de sus estados, ni tampoco han permitido la realización de referendums sobre este tema. Para su mayor información, le ofrezco un artículo de un periodo catalán al respecto, pero facilmente podrá encontrar otros articulos relacionados en internet:

      La Casa Blanca rechaza las solicitudes de independencia de ocho estados
      Recuerda que la Constitución de EEUU establece que la unión del país debe ser "perpetua"

      En un mensaje publicado en las últimas horas en su blog We The People, dedicado a recoger peticiones populares,la Casa Blanca se ha pronunciado sobre las solicitudes de secesión de Texas, Florida, Luisiana, Georgia, Tennessee, Alabama, Carolina del Norte y Carolina del Sur. "Nuestros padres fundadores establecieron la Constitución de Estados Unidos 'para formar una unión más perfecta' a través del duro y frustrante pero necesario trabajo del autogobierno", explica en su respuesta el Director de la Oficina de Comunicaciones de la Casa Blanca, Jon Carson. "En ese documento, consagraron el derecho a cambiar nuestro Gobierno nacional a través del poder de la papeleta electoral. Pero no proporcionaron el derecho a abandonarlo", añade.

      http://www.elperiodico.com/es/noticias/internacional/casa-blanca-rechaza-las-aspiraciones-independencia-ocho-estados-2292409

      Eliminar